Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Blog de Eduardo Medina

Diferentes aspectos del derecho mercantil español.

LAS OBLIGACIONES CON TÉRMINO ESENCIAL

La consideración del término de cumplimiento de las obligaciones mercantiles es más rigurosa y acusada que en las obligaciones civiles; sin embargo tanto en los Códigos civiles como mercantiles existe una presunción de que el cumplimiento, aunque tardío es todavía útil, es decir apto para la satisfacción del interés específico del acreedor, por ello la prestación tardía suele ser aceptada como válida y eficaz. En definitiva el hecho de que en Derecho mercantil los plazos se configuren como esenciales, no significa que el cumplimiento tardío sea ilegítimo y proceda pedir la resolución del contrato, podrá ser cumplido y habrá de indemnizarse por los daños y perjuicios causados por la demora.

Existen prestaciones obligatorias, respecto de las cuales el retraso en su ejecución por el deudor; la inobservancia por el obligado del plazo establecido, hace inútil o imposible el cumplimiento. En estos supuestos la prestación ha de cumplirse precisamente el día pactado, o nunca, y por este motivo se habla de obligaciones con término esencial. Por eso no es extraño que el Derecho mercantil presente numerosos ejemplos en que la inobservancia de los plazos de cumplimiento determina, no una simple Mora, sino la nulidad del Contrato, o bien la posibilidad de resolverlo, denunciandolo como si hubiera sido totalmente incumplido. Así sucede en el Derecho alemán en el ámbito de la compraventa, mientras que en el derecho anglosajón, el término es esencial en todos los contratos mercantiles, ya que las obligaciones han de ser cumplidas puntualmente so pena de producir incumplimiento total.

http://tiendaerotica.emyspot.com/

http://tienda-erotica.emiweb.es/

La diferencia entre la mora y el término esencial, reside en que aquélla presupone la posibilidad de un cumplimiento tardío, mientras que en el término esencial, la inejecución oportuna de la prestación deviene irremediable, por lo que la constitución en mora resulta superflua. Esto suele suceder en los siguientes supuestos:

a) Cuando la prestación no puede tener ya lugar por imposibilidad definitiva, objetiva y absoluta

b) Cuando concurre una declaración formal del deudor, que expresa su voluntad de no cumplir

c) Cuando la prestación resulta inútil para el acreedor, si es cumplida tardíamente

d) Cuando se ha pactado un término resolutorio o existe una cláusula resolutoria legal o convencional

La caracterización del término esencial dentro de estas posibilidades requiere hacer una clasificación del término en absoluto (o impropio) y relativo (o propio). En los primeros el retraso implica una verdadera imposibilidad física o jurídica, en los segundos, se produce la inutilidad de una prestación tardía pero que no deja de ser posible. Cabría otra clasificación basada en el origen del término en término legal, establecido por una disposición de Derecho positivo; convencional establecido por la voluntad de los contratantes; el establecido por la propia naturaleza de la obligación. Las consecuencias de la infracción del término esencial son de dos tipos:

* Resolución automática, salvo previa declaración de exigencia del cumplimiento; en este caso la única consecuencia, salvo petición expresa del acreedor, que debe ser manifestada inmediatamente a continuación del vencimiento del término esencial, es que se obtenga la indemnización de daños y perjuicios por incumplimiento total y definitivo

http://gazzetadigital23.wix.com/tienda-erotica#!Todo-sobre-vibradores/cmbz/56cd84500cf2836ff5d6d3ec

* Subsistencia del vínculo contractual, salvo declaración de resolución. Si se opta por mantener el vínculo contractual el acreedor podrá exigir las indemnizaciones pertinentes de los daños y perjuicios

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: